Guitarra de viento, obra sonora de David Duyos, dialoga con la obra pictórica de Fernando y Rodrigo Zaparaín

David Duyos interpreta Guitarra de viento

David Duyos interpreta Guitarra de viento. Al fondo Cruzamiento. Óleo sobre aluminio. Fernando Zaparaín

Durante la inauguración de IN HOUSE ARTIST en FIArt el artista sonoro David Duyos interpretó la acción sonora “Guitarra de viento”, una pieza que dialoga muy bien con la pintura de Fernando y Rodrigo Zaparaín en esta muestra. ATELIER ZAPARAÍN trabaja ya en otros proyectos, en uno de ellos tiene prevista una nueva colaboración con este artista sonoro.

El propio David define en unas líneas su obra “Guitarra de viento”: es una obra sonora de corte aleatorio que supone una síntesis personal de un trabajo de investigación instrumental para guitarra eléctrica. La guitarra es -por construcción- un instrumento musical con un marcado carácter “percusivo”, puesto que su ejecutante debe estar constantemente pulsando -percutiendo- las cuerdas que, debido al pequeño tamaño de la caja de resonancia (o del cuerpo de la guitarra, en el caso de guitarras de cuerpo sólido) provocan un sonido que se degrada rápidamente. Una descripción del timbre de la guitarra podrá ser por tanto: “un ataque fuerte con un sustain muy corto”.

Es ciertamente complicado -por su escasez- encontrar ejemplos en los que la guitarra sea utilizada al margen de su carácter percusivo, porque estas posibilidades son físicamente limitadas. Sin embargo, pueden ser expandidas gracias al uso de diversos procesadores de señal. Ahí es donde “Guitarra de viento” elabora un discurso sonoro en el que se anula prácticamente el ataque percusivo de los dedos del ejecutante (mediante un ramping), y se extiende el sustain del instrumento mediante el uso de un efecto delay, con retroalimentación relativamente alta, así como de un e-bow (arco electrónico), que suponen el retardo de la rápida caída de la onda original de la guitarra. El resultado final es un instrumento totalmente nuevo, con altas similitudes con los instrumentos de viento.

Por otro lado, esta expansión de las posibilidades de la guitarra eléctrica se materializa en el ataque de las cuerdas mediante el uso de un arco de violín que, sumado a un efecto overdrive altamente saturado, nos ofrece una posición en la que se escucha una multitud incontable de armónicos, en una impresión final que ya no es que se parezca a los instrumentos de viento, sino que se puede asemejar más bien al viento, en cuanto que fenómeno de la naturaleza física.

En síntesis, una expansión fenoménica de las posibilidades tímbricas de la guitarra eléctrica, y el uso de la electrónica que -pese a lo que sería habitual pensar- nos acerca a la naturaleza.

David Duyos junto a Fernando Zaparaín el artista visual Javier Viver y Rodrigo Zaparaín

David Duyos, Fernando Zaparaín, el artista visual Javier Viver y Rodrigo Zaparaín

By :
Comments : Off